Skip links

Un rincón íntimo.

Hubo una época en la que estuvo de moda poner mamparas con espejo por fuera. De esta forma dábamos una sensación de amplitud en el baño. El problema surge a la hora de limpiarlas. Sobre todo, cuando tenemos un par de metros cuadrados de espejo repletos de gotas y de dedos marcados.

Esto lo saben bien los estos clientes. Querían renovarlo cambiando la bañera por una ducha. Lo primero, no dudaron al escoger una mampara de cristal transparente, puesto que con la anterior llegaba muy poca luz al interior de la ducha. Eso sí, en la parte media se optó por incluir una franja opaca para más intimidad.

Con el suelo de la estancia y la mitad inferior de la pared en azulejo negro, decidimos utilizar un plato de ducha blanco con textura pizarra. Así ganamos en luminosidad y contraste. Como complemento nos inclinamos por azulejos en tonos blancos, grises y negros, que combinaron a la perfección y además dieron un toque creativo.

Te llamamos en
menos de 24 horas*

* De lunes a viernes no festivos de 9:00 a 19:00.

Déjanos tus datos o, si lo prefieres, llámanos al 91 192 80 94 para concertar una visita en tu domicilio. Un asesor técnico comercial se personará de forma inmediata para darte presupuesto al momento gratis y sin compromiso. Nada más aceptarlo, nuestro equipo estará disponible para empezar ya a trabajar.

* De lunes a viernes no festivos de 9:00 a 19:00.