Skip links

De la horizontalidad a la verticalidad.

Con el tiempo la cal del agua o el jabón van haciendo mella en las bañeras. Pierden su color y brillo, e incluso pueden aparecer marcas difíciles de quitar.

Este fue el principal problema que animó a nuestros clientes a renovar su baño. Su bañera distaba mucho de lucir como el primer día. Pese a estar limpia, presentaba unas manchas que hacía que pareciese sucia.

Se decantaron entonces por colocar una ducha, ganando así en seguridad y sensación de amplitud a la estancia. Además, había que eliminar el poyete que había junto a la bañera, por lo que procedimos a cambiar todo el suelo para igualarlo.
Tras consensuarlo, decidimos alicatar con unos azulejos de tonos parecidos a los que ya había, consiguiendo armonía entre el suelo y los azulejos nuevos con el alicatado superior antiguo. En esta ocasión el plato de ducha de carga mineral se instaló en color marrón chocolate. De esta manera logramos una mezcla perfecta con los tonos blancos, café y moca de las teselas del azulejo.

La mampara es de apertura corredera con vidrio templado, y está decorada con unas líneas translúcidas horizontales. Proporciona una cierta intimidad a quien se está duchando, pero a la vez permite apreciar el interior cuando está vacía.

Te llamamos en
menos de 24 horas*

* De lunes a viernes no festivos de 9:00 a 19:00.

Déjanos tus datos o, si lo prefieres, llámanos al 91 192 80 94 para concertar una visita en tu domicilio. Un asesor técnico comercial se personará de forma inmediata para darte presupuesto al momento gratis y sin compromiso. Nada más aceptarlo, nuestro equipo estará disponible para empezar ya a trabajar.

* De lunes a viernes no festivos de 9:00 a 19:00.