Hoy compartimos con vosotros una reforma de la cual nos sentimos muy orgullosos. Nuestro cliente necesitaba darle un aire nuevo a su baño, un toque elegante y moderno adaptado a los nuevos tiempos.

Para ello hemos empezado por lo que mejor se nos da hacer: cambiar la bañera por un plato de ducha. Hemos colocado un plato de ducha antideslizante con un asidero que ofrece máxima seguridad a la persona que está duchando. Además, hemos cambiado el grifo de la ducha en el lateral derecho y hemos colocado una mampara fija y otra pivotante.

El solado y pared también han sido cambiados, y hemos colocado un nuevo mueble de baño, más una encimera de cerámica junto con un espejo «lagos» de 120cm.

Finalmente, el váter que veíamos que mejor quedaba con la arquitectura del baño es el Roca Gap, sencillo y elegante. Esperamos que os guste, recordad que podéis contactar con nosotros para recibir presupuesto sin compromiso.

Queremos convertir tu casa en un lugar para disfrutar.