Hoy hemos recibido magníficas noticias desde Bruselas, la Eurocámara, por fín ha votado NO, al famoso impuesto al sol que tanto nos traía de cabeza aquí en España.

Recordemos que el Impuesto al Sol  obligaba a los consumidores residenciales (con potencia instalada superior a 10kW) a pagar un cargo sobre la electricidad que producían. Tenían que pagar aproximadamente unos 9 euros más IVA al año por kW de potencia de cada panel que tuvieran en casa.

 

Gracias a la votación de hoy:

  • Los Estados no podrán someter a impuestos al autoconsumo como derecho de la ciudadanía.
  • El proyecto legislativo garantiza la seguridad de las inversiones.
  • Obliga al pago de compesanciones cuando los proyectos se vean afectados por cambios regulatorios.
  • Fija un objetivo de al menos el 12% de energía renovable para el sector del transporte en 2030.
  • Y establece que su uso en calefacción y refrigeración aumente dos puntos porcentuales cada año.

Recordemos que la anterior ley en vigor hacia referencia a este famoso impuesto, que desde hoy tendrá su vida muy corta.

Para más información, llámanos sin compromiso al 91 192 80 94

Puedes leer la noticia completa aquí.